Servicios de adoración y predicación Domingos 11am y Miércoles 7pm

image14

El poder transformador del evangelio

La transformación al vivir el evangelio día a día

El evangelio es poder de Dios para salvación porque el evangelio es una persona: Cristo. 


La meta y anhelo de todo creyente verdadero es llegar a ser como Cristo. 


El milagro más maravilloso que Dios obra no son sanidades, ni manifestaciones sobrenaturales sino la obra del Espíritu por medio de la predicación del evangelio la cual convence al pecador de su necesidad de arrepentimiento y fe en Jesucristo. 


El nuevo nacimiento, por medio del cual Dios trae a la vida al pecador que se encuentra muerto en delitos y pecados, es el milagro más maravilloso que puede experimentarse. 


El evangelio nos enseña que somos salvos por gracia, confiando para salvación únicamente en el sacrificio perfecto y completo que el Señor Jesús hizo por nuestros pecados.


El resultado de aquellos que verdaderamente han creído en el evangelio es una gratitud y gozo tan profundos la cual les mueve a buscar a Cristo, a crecer en su gracia, a obedecer y a apartarse del pecado.


Una vida de rectitud en obediencia a las Escrituras es posible solamente por la acción poderosa de Dios, quien obra su gracia en nuestras vidas por medio del evangelio de Cristo. 


El evangelio de Cristo no solo provee para nuestra salvación, sino también para nuestra santificación, es decir, para ayudarnos a vencer sobre el pecado y a poner en práctica los mandamientos de Dios.


En nuestra lucha contra el pecado, sólo el evangelio tiene poder para ayudarnos a vencer. 


Únicamente viviendo el evangelio día a día podemos ser transformados a la imagen de Cristo. 

¿Desea más información?

Consulte nuestros documentos fundacionales